Blogia
... SIN DEJAR DE SONREIR ...

La vida en acordes

Mar, el poder del mar

Mar, el poder del mar

"Dices que vengo que voy Que siento, que escucho, que pertenezco Que sirvo para mucho Que me estremezco Que mi mirada es limpia, suave como la brisa Que sientes el deseo de tenerme cerca Que te distancias, por miedo a perderme Que el barrio es más hermoso desde que aparecí Que soy la flor, que alumbra tu jardín El viento que se lleva a la señora luna para que luzca el sol Mi amor, hoy sólo quiero decir Siento lo mismo por ti El mismo sentimiento por ti."

"Que sí Que sí Que bien Que me encanta escucharte Adoro sentirte, verte, moverte Y sorprendentemente de pronto, haciéndote cosquillas en las rodillas Que sí Que sí Que bien Que me encanta escucharte Adoro sentirte El barrio es más hermoso, desde que apareciste Que hoy luce el sol en mi corazón Mi niña mi amor, mi rayo de luz El camino que lleva a tu casa, es mi alegría. La primavera ha llegado a la ciudad. Y no sabes lo bien que me sienta, mamá. Los días tranquilos, transcurren serenos Tus pasos, los míos, peinando el sendero. ¿Quién dijo que los muertos no iban a resucitar? Hoy llego más puro que el agua mineral Tu cara, tu casa, tus ojos sonriendo en mi cara. La brisa, la mañana, el sol por la ventana. La calma, caricias, tu respiración Resuenan campanas desde el comedor Las nubes, el cielo, y pasa un avión Dibuja una línea blanca, algodón tu almohada, tus ojos, tu mirada Estoy en tu casa, adoro tu casa Cambio de color Pasa un avión, traza una línea, ahora de plata De plata, la medalla del subcampeón Hoy gano, tú ganas, ganamos los dos".

EstoNosEpara

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Siempre soñé con aprender a tocar la guitarra, y es curioso, pero ha sido más contraproducente de lo que pensaba. Y es que, aquí donde lo véis, el abajo firmante es un triste de cuidado. Con un motivo para la tristeza la cosa no va mal, quiero decir... "me deja la novia... buaaa", joder, es válido. O bien, "se acaba el verano... buaaa", también me vale.

Como decía. Siempre soñé con tocar la guitarra y una vez conseguido tiene un efecto curioso en mi. Antes me acostaba, cerraba los ojos y ala, a darme pena. ¿Motivo? Nunca hizo falta. Sencillamente me notaba triste. Ahora tengo un baremo para medir mi tristeza...

...son las 3 de la mañana, cojo la guitarra y me sale por inercia una nota de sol rasgada muy lentamente, engancha con re y comprendo que estoy triste...

Quieres que me entregue a ti mejor
Y olvide que mañana estare esperando a que me llames
Me pides que me quede por mi bien
Y sigo sin llegar a alcanzar algo que me divierta

No se por que insistimos en pensar
Que todo va a acabar siempre mal
Cuando nunca pasa nada
Tenemos que encontrarnos al final
Y hablar como solias hacer
Cuando tu ya me importabas

Como jugar con los coches
O tirar piedras al cristal de aquel portal que tu conoces

Eh, no digas que esta bien
No digas que paso y que no debio pasar
No, nunca voy a creer
Que no puedo dormir
Y me repito que la culpa no es de nadie
Aunque te odie a ti

Mi grado de frustración es siempre ambiguo
Y las cosas que mas me gustan siempre me hacen llorar
Mi infancia ha sido tan larga que nunca acaba de terminar
Y sigo buscando algo que me divierta de verdad

Como jugar con los coches
O tirar piedras al cristal de aquel portal que tu conoces

Eh, no digas que esta bien
No digas que paso y que no debio pasar
No, nunca voy a creer
Que no puedo dormir
Ni distinguir de quien es hoy la culpa
Solamente te odio a ti
No nunca voy a creer
No, no digas que esta bien
No digas que está bien
No no
No digas que esta bien
No, nunca voy a creer

 

... pero sin dejar de sonreír...


Pastel de frambuesa, besos con sal...

Pastel de frambuesa, besos con sal...

Ésto, damas y caballeros, no es ni más ni menos que las dos mejores descripciones de una mujer en la historia de la música. Yo me quedo con la de Calixto y sus caderas que estaban echas para pecar por las escaleras. 

¡Ay, Calixto! 

El caso es que mi Calixto… Volvió de luna de miel con un pastel de frambuesa que te miraba y cortaba el hipo y la mayonesa con ese tipo: su vacunita en el brazo, dieciocho añitos y esos malditos ojazos de gata en celo y aquella mata de pelo como una hoguera y unas pestañas con telarañas de terciopelo y esas caderas que estaban hechas para pecar por las escaleras, para enseñarle el pajar, para esperarla en la era, para mancharle el vestido, para cantarle al oído: "reloj no marques las horas" para quitarse el sombrero.
Caballero, qué señora.
Caballero, qué señora.
Caballero: ¡qué señora...!
 

Besos con Sal 

Tus pies bailan un tango con mi pasado,
tus cejas son las rejas de una prisión,
tus labios son el fuego por duplicado,
tu olvido es un descuido de mi pasión.

Tu cuello es una rama para colgarse,
tu mente un crucigrama por descifrar,
tu ombligo anda buscando por donde ocultarse,
tu boca es un milagro de la humedad.

Tus ojos son dos gatos por los tejados,
tu nuca un callejón al oscurecer,
tu pelo es el más negro de los pecados,
tus dientes son agentes de Lucifer.

Tu lengua sale en todas mis pesadillas,
tus uñas acribillan mi corazón,
tus pechos dicen que eres una chiquilla,
tus muslos saben que eres mi perdición.

Tu piel es una patria para mis manos,
tu vientre un desayuno con vino y pan,
por tu cintura sale el sol más temprano
y se mueve el verano cuando te vas.

Tu pubis es un delta de agua salada,
tu falda… la más corta de Chamberí,
tu risa es una lágrima equivocada,
tu cama se inventó para no dormir.

^Mientras un servidor

Se dice de verdades como puños, sutilezas encubiertas, absurdo orgullo, miedo, deseo… canciones de Sabina. 

"¿Qué adelantas sabiendo mi nombre?

Cada noche tengo uno distinto

y siguiendo la voz del instinto

me lanzo a buscar".

 

"Imagino, preciosa, que un hombre".

 

"Algo más, un amante discreto

que se atreva a perderme el respeto,

¿no quieres probar?

Vivo justo detrás de esta esquina,

no me acuerdo si tengo marido,

si me quitas con arte el vestido

te invito a champán".

 

Le solté al barman mil de propina,

apuré la cerveza de un sorbo,

acerto quien "El templo del morbo"

le puso a este bar.

 

Peor para el sol

que se mete a las siete en la cuna

del mar a roncar

mietras un servidor

le levanta la falda la luna. 

 

Al llegar al portal nos buscamos

como dos estudiantes en celo.

Un piso antes del séptimo cielo se abrió el ascensor.

Nos sirvió para el último gramo

el cristal de su foto de boda,

no faltó ni el desfile de moda

de ropa interior.

 

"En mi casa no hay nada prohibido,

pero no vayas a enamorarte,

con el alba tedrás que marcharte

para no volver,

olvidando que me has conocido,

que una vez estuviste en mi cama,

hay caprichos de amor que una dama

no debe tener"

 

"Es mejor" le pedí, "que te calles.

No me gusta invertir en quimeras,

me han traído hasta aquí tus caderas,

no tu corazón". 

 

Y después, para qué más detalles,

ya sabéis, copas, risas, excesos.

¿Cómo van a caber tantos besos

en una canción?

 

Volví al bar a la noche siguiente

a brindar con su silla vacía,

me pedí una cerveza bien fría 

y entonces no sé

si soñé o era suya la ardiente

voz que me iba diciendo al oído:

"Me moría de ganas, querido,

de verte otra vez".


 

Enero en la playa

Enero en la playa Y tu piel es blanca como esta mañana de enero demasiado hermosa como para ir a trabajar. Sin pestañear hablamos con el jefe un cuento chino y, como niños, nos volvemos a acostar. Se supone que debía ser fácil ¿Tienes frío? Pero a veces lo hago un poco difícil. Perdón. Suerte que tú ríes y no te enfadas porque eres más lista y menos egoísta que yo ¿Todavía tienes frío? Bueno, cierra los ojos un minuto que te llevo a un lugar.

Imagina una calita, yo te sirvo una clara. Es verano y luce el sol, es la costa catalana. Estamos tranquilos, como anestesiados. Después del gazpacho nos quedamos dormidos mirando el Tour de Francia en la típica etapa donde Lance gana imponiéndose al sprint con un segundo de ventaja en el último suspiro colgándose a sus hombros el maillot amarillo. De nuevo al chiringuito, un bañito, un helado de pistacho y un partido al futbolín. Lanzamos unos frisbis, jugamos a las cartas y acabamos cenando sardinas y ensalada. Bebemos, dorados. Hablamos, callados. La luna, la sal, tus labios mojados. Me entra la sed y pido una copa y España se queda en cuartos en la Eurocopa.

Pero nos da igual, hoy ganaremos el Mundial. Subimos a casa, hacemos el amor y sudamos tanto que nos deshidratamos. El tiempo se para, el aire no corre. Mosquitos volando y grillos cantando y tú a mi lado muriendo de sueño. Cansada, contenta, me pides un cuento y yo te lo cuento, más bien me lo invento. Te explico que un niño cruzó el universo montado en un burro con alas de plata buscando una estrella llamada Renata que bailaba salsa con un asteroide llamado Julián Rodríguez de Malta. Malvado, engreído, traidor y forajido. Conocido bandido en la vía láctea por vender estrellas independientes a multinacionales semiespaciales. Y te duermes…

Vivan las noches. El sol, la sal en tus labios. (x5)

Al principio, como siempre, dormimos abrazados y cuando ya suspiras me retiro a mi espacio. Me gusta dormir solo a tu lado de la cama, de esta cama ahora repleta de mantas en esta mañana fría, fría, fría, congelada, congelada.

Estrella canta

Estrella canta

Me enamoré, me enamoré, me enamoré...
Me enamoré de tu risa,
Tu pelo,
tu cara..
Paisaje del cielo.
..
De lo verde de los campos,
del aire,
del sueño,
de la mujer que anhelo...
..
Cantaba el amanecer,
y me bañaba un lucero.
Cantaba una gran verdad:
-Si no me besas me muero-
Me enamoré, me enamoré, me enamoré...
..
La soledad, la soledad, la soledad...
Mi soledad.
La soledad me acompaña,
de noche,
tu ausencia me mata
y me hiere.
..
Lo que robamos al tiempo,
tus besos,
mi miedo,
la escarcha de enero.
..
La soledad me enseñó
a amarte sobre los celos,
a perseguir tu pasión
y a refugiarme en mi credo
La soledad, la soledad, la soledad..
...
¿Tu que me das? ¿Tú que me das? ¿Tú que me das?
Si yo te doy mi cariño sincero,
mi risa,
mi boca de hielo...
..
Te doy lo limpio del aire,
mi sangre,
mis ganas,
mi aliento,
mi velo...
..
Te doy las flores de abril,
Lo que me escriben,
en serio,
Te doy la voz de jazmín,
te doy un patio de arbero.
¿Tú que me das, tú que me das, tú que me das?
..
Libérame, libérame, libérame..
Libérame de lo negro,
lo sucio,
lo muerto,
lo falso,
lo necio.
..
Y dame el son de los campos,
de Cai,
lo blanco,
y el azul,
del cielo.
..
Libérame del perdón,
de los que nunca sintieron,
de los que no den amor,
de los que son embusteros.
Libérame, libérame, libérame.

 ..............................................

Y yo me enamoro

Sinceramente (1)

Sinceramente (1)

Con el corazón en la mano, confesando soledades de cigarro y guitarra, tañendo penas. Cinco canciones que me hicieron, o me hacen llorar… 

-          Joaquín Sabina. Y sin embargo. Es superior a mis fuerzas, comienza el punteo del principio y se me cae el alma al suelo “cuando duermo sin ti, contigo sueño”.

-          Andrés Calamaro. Crímenes Perfectos. “De vez en cuando solamente sale afuera la peor manera”. Una letra perfecta, y es que cuando a don Andrés le da por escribir, al pueblo le da por llorar.

-          Los planetas. Ciudad azul. Una historia curiosa la de esta canción, creo que la escuché por primera vez cuando menos debía, y después vinieron siete escuchas consecutivas llorando como un niño pequeño. Autodestructiva. “Le digo, ha sido divertido, podemos repetirlo… le prometí bastante más, casi no me acuerdo ya”

-          Ewan McGregor y Nicole Kidman. Come what may. “Es curioso que nuestra canción diga que ‘pase lo que pase’ y a la primera cosa que ha pasado…” En fin, cosas mías.-

          Iván Ferreiro. S.P.N.B. Si, yo tampoco me lo explico… “para que la luna llena nunca choque contra el suelo”

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mi lista de reproducción

Mi lista de reproducción

Mi lista de reproducción cambia tanto como lo hace el tiempo en otoño. Del frío a un calor pegajoso e insoportable y viceversa. Se podría decir que entre los 16 y 18 años la música no era más que letra para mí. En mi obsesión compulsivo literaria de la adolescencia tan solo ansiaba escuchar sentimientos, sentimientos tan cercanos como escurridizos: desamor, olvido, odio sincero, insensatez, locura… En mi inocencia de granos y primeras cuchillas de afeitar, entre cigarros que no provocaban tos y peines que robaban los primeros cientos de pelos, me sentía el chico más desdichado del mundo. No tenía ningún recuerdo doloroso, pero cualquier chiquilla en la edad del pavo que mantuviera un breve affaire conmigo se transformaba en la más puta de las damas de noche.

Pero luego todo cambia. Esos sentimientos que buscaba me abofetearon la cara con brutal sinceridad. Me marcaron el rostro y el alma. No quería saber nada de ellos y mi música cambió al compás que mi visión de la vida. Antes me gustaba imaginarme protagonista de una desdichada ruptura, más tarde me gustaba imaginarme que nunca había roto.  Tras mi fase de “mira que eres zorra, anda y que te follen”, de meses atrás, mi lista de reproducción ha vuelto a cambiar. Ahora no se muy bien en que fase me hallo… quizá en ninguna. Y todo esto venía al cuento de recomendaros el bucle de mis últimas semanas: 

-          Puta desagradecida. Enrique Bunbury. Una oda a toda mujer que se precie en cualquier momento determinado, porque, aunque me lastre con el género opuesto… sois malas.

-          Bitter Sweet Simphony. The verve. Sin presentaciones. Sencillamente la canción que tiene que sonar en mi funeral.

-          Como lo tienes tú. Pereza (también con Bunbury). Sobre contradicciones, indecisiones y todo aquello que sazona la vida. Preciosa.

-          Ciudad azul. Los planetas. “Le digo; ha sido divertido, podemos repetirlo”. O como decir: “ya no me acuerdo de ella pero me gustaría poder hacerlo”

-          Medalla de cartón. Fito y los fitipaldis. La mejor canción del último de Fito, sube el ánimo y nos recuerda que quedan buenas bandas.

-          Acabo de llegar. Fito y los fitipaldis. “Y yo, que siempre voy detrás del error”

-          Vamonos p’al Sur. Joaquín Sabina. Retomando orígenes saltó esta canción del maestro, desde entonces no me la sacó de la cabeza (de nuevo). “Cansado de los besos que no me dabas”

-          Dani California. Red Hot Chili Peppers. Sigo buscando mi propia Dani California, los Red Hot y en especial Jonh Frusciante, suenan como nunca.

Grande Fito...

Grande Fito...

Disco nuevo del gran Fito, recuerda a sus raíces "platerianas" en temas como "Medalla de Cartón" y "Viene y va". Aun así sigue la linea del anterior trabajo: "lo más lejos a tu lado", aunque el mismo Fito se haya encargado de negarlo, las canciones "me equivocaría otra vez" o "sobra la luz" continúa la tendencia de canciones tipo: "soldadito marinero", esto es, letas preciosas y música suave con la intención de que las nuevas pijas poppies de la ola "canto del loco" puedan corearlas en los conciertos mientras mojan las bragas.

 Sin duda la mejor canción del disco, pero sin ningún tipo de duda es la ya mencionada "Medalla de Cartón", con ese saxo al más puro estilo Fito, ese solo de guitarra espectacular, esos coros característicos... un temazo donde los haya. Por ahora estoy descubriendo el disco, pero promete muchísimo.

GRANDE FITO

(Todo lo que no se ve/lo que nadie nos contó/lo que se quedó en la piel/la memoria del dolor)

(

Acodado en la barra, fumando y sin dejar de pensar

Acodado en la barra, fumando y sin dejar de pensar

Así se viven determinadas canciones. Las que nos hacen recordar. Las que simulan el guión de nuestra vida. Las que cantamos con voz rota, una sonrisa de oropel y un hondo pesar. Las que siempre nos recuerdan que no fuimos los únicos, que no somos los únicos...

 Aturdido y abrumado
por la duda de los celos,
se ve triste en la cantina
un bohemio ya sin fe.
Con los nervios destrozados,
y llorando sin remedio
como un loco atormentado
por la ingrata que se fue.

Se ve siempre acompañado
del mejor de los amigos,
que le acompaña y le dice:
"ya está bueno de licor".
Nada remedia con llanto,
nada remedia con vino:
al contrario, la recuerda
mucho más su corazón.

Una noche, como un loco,
mordió la copa de vino,
y le hizo un cortante filo
que su boca destrozó.
Y la sangre que brotaba
confundióse con el vino,
y en la cantina este grito
a todos estremeció:

"No te apures compañero
si me destrozo la boca,
no te apures que yo quiero,
con el filo de esta copa,
borrar la huella de un beso
traicionero que me dio."

"Mozo, sírveme la copa rota,
sírveme que me destroza
esta fiebre de obsesión.
Mozo, sírveme una copa rota,
quiero sangrar gota a gota
el veneno de su amor."

"Mozo, sírveme en la copa rota,
sírveme que me destroza
tanta fiebre de obsesión.
Mozo, sírveme una copa rota,
quiero sangrar gota a gota
el veneno de su amor."

Desordenar la habitación

Desordenar la habitación

Soñando con un amor imposible, soñando con tenerte entre mis brazos, soñando con verte pasear por la habitación desnuda, soñando con que me mires, me sonrías y te vayas para siempre... Soñando con una noche de verano, cantarte al día siguiente:

Despierta ya, mira que luz
nada envidia el norte al sur
recuérdame que lo de ayer
no se olvida sin querer
Éramos uno y uno y luego dos
más cerca cada vez de un sueño sin adiós
Desordenada habitación.
Son tu calor, hacerte el amor
mis miedos y pasión
tanto soñar con esa flor
mezcla de sol y temporal
El doble filo de un amor real
actores sin guión, un mundo teatral
Función sin hora de empezar.
Deja el frío y entra el calor
y lo oscuro deje paso al color
no me canso nunca de hablar
porque vivo en el silencio más total
diez años antes era igual.
Éramos uno y uno y luego dos
más cerca cada vez de un sueño sin adiós
Desordenada habitación.
Hay algo más, recuérdame
que hay que ordenar la habitación
.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Creen que me juego la vida, porque no te conocen

Creen que me juego la vida, porque no te conocen

Cómo gasto papeles recordándote,
cómo me haces hablar en el silencio,
cómo no te me quitas de las ganas
aunque nadie me vea nunca contigo.

Y cómo pasa el tiempo
que de pronto son años
sin pasar tú por mí
detenida

Te doy una canción
si abro una puerta
y de las sombras sales tú.
Te doy una canción
de madrugada
cuando más quiero tu luz.

Te doy una canción
cuando apareces
el misterio del amor
y si no lo apareces
no me importa:
yo te doy una canción.

Si miro un poco afuera me detengo,
la ciudad se derrumba y yo cantando,
la gente que me odia y que me quiere
no me va a perdonar que me distraiga.

Creen que lo digo todo,
que me juego la vida
porque no te conocen
ni te sienten.

Te doy una canción
y hago un discurso
sobre mi derecho a hablar.
Te doy una canción
con mis dos manos,
con las mismas de matar.

Te doy una canción
y digo: Patria.
Y sigo hablando para ti.
Te doy una canción
como un disparo, como un libro,
una palabra, una guerrilla...
como doy el amor.

Siempre te la quise cantar al oído...

Siempre te la quise cantar al oído...

...y nunca lo hice. Sencillamente porque no eras ella, a medianoche abría un buen champán francés a tu lado (o quizá era una litrona) y dormía contigo, pero soñaba con otra. Tarde me dí cuenta de que quería ir de fiesta a la cocina a tu lado. Demasiado tarde.

---------------------------------------------------------------------

De sobras sabes que eres la primera,
que no miento si juro que daría
por ti la vida entera,
por ti la vida entera;
y, sin embargo, un rato, cada día,
ya ves, te engañaría
con cualquiera,
te cambiaría por cualquiera.

Ni tan arrepentido ni encantado
de haberme conocido, lo confieso.
Tú que tanto has besado
tú que me has enseñado,
sabes mejor que yo que hasta los huesos
sólo calan los besos
que no has dado,
los labios del pecado.

Porque una casa sin ti es una emboscada,
el pasillo de un tren de madrugada,
un laberinto
sin luz ni vino tinto,
un velo de alquitrán en la mirada.

Y me envenenan los besos que voy dando
y, sin embargo, cuando
duermo sin ti contigo sueño,
y con todas si duermes a mi lado,
y si te vas me voy por los tejados
como un gato sin dueño
perdido en el pañuelo de amargura
que empaña sin mancharla tu hermosura.

No debería contarlo y, sin embargo,
cuando pido la llave de un hotel
y a media noche encargo
un buen champán francés
y cena con velitas para dos,
siempre es con otra, amor,
nunca contigo,
bien sabes lo que digo.

Porque una casa sin ti es una oficina,
un teléfono ardiendo en la cabina,
una palmera
en el museo de cera,
un éxodo de oscuras golondrinas.

Y cuando vuelves hay fiesta
en la cocina
y bailes sin orquesta
y ramos de rosas con espinas,
pero dos no es igual que uno más uno
y el lunes al café del desayuno
vuelve la guerra fría
y al cielo de tu boca el purgatorio
y al dormitorio
el pan de cada día.

 

----------------------------------------------------------------------------

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres