Blogia
... SIN DEJAR DE SONREIR ...

Cinema paradiso

Acotación: ¿Por qué odio al gafapasta hispano?

Acotación: ¿Por qué odio al gafapasta hispano?

¿Habéis visto la película ganadora del Goya a mejor película?

Se llama La soledad... venga, os dejo un rato para que la veáis, podéis hacerlo a cámara rápida, no ocurre absolutamente nada durante toda la película. Se supone que es un drama basado en elementos que podríamos encontrar en la sociedad española (no puede faltar un atentado, por supuesto, que pena damos los españoles). Pero en realidad, es un video casero cutre de dos horacas y pico con su ¿director? entremezclando a la vez en pantalla diferentes planos de la misma escena aleatoriamente. Lo mismo te encuentras un plano fijo de una puerta cerrada ocupando media pantalla y en la otra media una tía despelotándose (es cine español, no olvidemos). Un "plano fijo" (lo pongo entre comillas, porque lo mismo el colega este ahora llama a los planos fijos Rosavisión) memorable es el de una tabla de planchar... de cinco minutos... ya está... Venga, os dejo verla...

...

...

...

... pues eso ...

Y si la película en si no fuera suficiente motivo para odiar al gafapasta hispano, atención a las declaraciones de su ¿director?:

- "He creado una película única"

- "La academia ha sido muy valiente, hay buenas óperas primas y espero que esto sirva de acicate para seguir creando cine de calidad"

- "La verdad, esperaba más taquillaje"

Vamos, modesto el notas. Pero eso si, lo mejor es leer críticas de la peña (peña que se quedaría soba en el cine, FIJO) diciendo perlas como: "El mejor piropo que se me ocurre es que no parece española, más bien francesa"... con dos cojones, oiga. Y luego hay gente que compara al ¿director? Jaume Rosales con Lars Von Trier porque los dos son innovadores, si, claro que si. Vas a comparar el recurso de Dogville de rodar una película sin decorados para dar sensación de cercanía e intensificar el hecho de que todos los miembros de la comunidad forman parte del mismo género de hijos de puta (memorable la escena de la violación a Nicole Kidman "al lado" de otros personajes), basada en un guión sólido, con una dirección cojonuda y unas actuaciones apoteósicas. Como decía, vas a comparar Dogville con este... con este... con esta MIERDA.

Y en otras dicen de Jaimito de las Rosas que es el nuevo... ORSON WELLS, con dos cojones, y en otra, atención, me lo comparan con MANKIEWICZ, con el PUTO MAKIEWICZ. ¿Me estás diciendo que la Chuscoledad es la nueva Historias de Philadelphia? ¡¡TÓCATE LOS COJONES!!

En fin, una película con la que te dan ganas de quemar fábricas de Converse...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cuestión de fidelidad

Cuestión de fidelidad

"Es una cuestión de fidelidad. Así que saldrás ahí fuera con ella, te tomarás una copa, llegarás a casa y te harás una paja"

                                                                                                                                - John Travolta (Vincent Vega) . Pulp Fiction

Gloria a CineCutre

Gloria a CineCutre

No suelo escribir entradas de este tipo pero la ocasión lo merece. Hace tiempo que sigo una página llamada CineCutre (www.cinecutre.com), hace poco la están reformando y con motivo de dicha reforma han recuperado un reportaje que lei hace tiempo sencillamente despollante. El reportaje en cuestión trata sobre las peores portadas mexicanas y entre diversas perlas se encuentra la imagen de arriba y en la supuesta sinopsis encontramos la grandiosa frase:

"Con la ayuda de su bigote postizo tratará de desentrañar el misterio de la horca cortada y superpuesta con el Microsoft Paintbrush"

Son unos cracks

 

Los Goya (pos trincame ...)

Los Goya (pos trincame ...)

La bautizada como "La gala contra el sopor", Goya 2007 ha concluido EXACTAMENTE  como todas las personas con dos dedos de frente sabíamos que lo iba a hacer.  Me gustaría comentarla desde este pequeño espacio de la blogosfera para que algunos culopiedras y gafapastas que me lean puedan aumentar su estilismo snob de crítico concienciado rebatiendo mis argumentos.

En primer lugar, la gala en si, un ritmo muy, muy bueno. Corbacho y sus gagas al más puro estilo homo zapping. Efectivamente en tiempo real no habrá pasado de la hora y media, pero claro, somos España y tenemos que dar penita, así que metemos un par de horas de anuncios para justificar el """""enorme"""" despliegue de medios (cuatro disfraces, 40 técnicos y una alfombra roja de terciopelo) y subyagar el gasto producido en el ministerio de cultura, ejem.

Pero pasemos a lo interesante, a los premios. He acertado todos los importantes y la mayoría de los técnicos, porque era OBVIO. Era ASQUEROSAMENTE obvio lo que iba a pasar en la gala. El motivo lo explicaré a continuación, antes nombraré a dos personas de la industria, que a mi juicio, representan el panorama español: el señor Aranoa y el señor Almodovar. Bien, el cine español funciona
con el siguiente esquema, simple donde los haya.

1. Aranoa (es un nombre simbólico, por máximo representante, es obvio) hace una película "super comprometida o sea y super especial", lenta de cojones, aburrida a más no poder y tramposa a todas luces. Con buena factura técnica y rodeándose de grades actores que conocen el camino hacia el éxito español.
2. Almodóvar hace una película clon de todas las anteriores.
3. Hay una película mejor que todas a luces vistas.
4. Hay una película sobre alguna parte de la historia española (GAL, Salvador, El Lobo)

Ya tenemos las cuatro nominadas a los premios grandes, ¿estamos? Es decir, importa una mierda que el guion, entendido unicamente como guión de la peli histórica sea un truño, va a estar ahí de todas todas. El esquema continuará así.

1. Almodóvar y su elenco se llevan todos los premios "gordos"
2. Aranoa y su elenco se llevan todos los premios "gordos" que sobren.
3. La gran peli se lleva alguna buena pedrea y unos cuantos premios técnicos para que el público aplauda.
4. La peli histórica se lleva algun premio técnico para figurar.

Pues este año se ha repetido el esquema PASO POR PASO. Horriblemente, PASO POR PASO. Me sentía gilipollas viendo la gala siendo tan obvio lo que iba a pasar. La salvedad de este año es que Aranoa no hizo ninguna de sus leeeeentas, predecibles, tediosas y tramposas cintas. Por otra parte, Volver, la película de nuestro manchego más prepotente, era muy buena así que dolía menos.

Lo que me jode, lo que realmente me recontrajode es que estoy convencido de que el 90% de los cineastas y aficcionados al cine en general son conscientes de que El Laberinto del Fauno es la mejor película española de los últimos años, con un guión excelente, una factura técnica ÚNICA, una banda sonora ALUCINANTE (nominada a los Óscars por cierto), una dirección SENCILLAMENTE PERFECTA, una fotografía preciosa y preciosista, un montaje acojonante, una producción impecable, un maquillaje muy bueno. Además hecha por un mexicano enamorado de la historia española y de España.

Pero... ¿qué ocurre? Que Pedrito estaba enfurruñado con la industria porque ni siquiera los sarcásticos culopiedras pide perras de la academia pueden ignorar a Amenábar como el mejor director actual de España. Pedrito se enfurruña y además estamos recuperando a Pe (excelente en su papel en Volver). Así que, ala, premios para el asexuado. La direccion (¡JA!), película (¡¡RECONTRAJA!!), actriz principal y de reparto (lógico, comprensible y compartible).

Pero claro, mañana nos levantaremos leyendo: El Laberinto del Fauno la más premiada y Volver mejor director y película y todos contentos, ¿no? Pues no. Porque esto va más lejos. Alatriste es una película del montón, mal montada y con un auténtico derroche de perras impresionante, y se lleva mejor Dirección Artística y mejor Dirección de Producción, y ahora viene cuando yo me pregunto. ¿Se creen que somos gilipollas? ¿Qué pasa, que ha costado una pasta increible, se ha pegado el batacazo y no queríamos asustar a Vigo? "Venga, un par de premios pa ella, angelica"... ¿dirección de producción? .... ¿¡¡MANDE!!? ¿Con la paaaaaaaaaaaaaaasta que ha costado esa película, para recrear guerras oscuras, con niebla y la cámara temblando en lo que no se ve nada? Y El Laberinto del Fauno, costeada entre cuatro colegas, pidiendo agua hasta en Lanjarón, NO ESTÁ NOMINADA?

Vamos, descojonante, estos premios se dan al toca. Nos reímos del inefable de Santiago Segura, tenemos a la gente de La Fiesta muriéndose de hambre, infravaloramos El Laberinto del Fauno y toda la pasta para Aranoa, Coixet and company, luego decimos que están los cines vacíos, lloramos por el poco reconocimiento de nuestro cine y nos metemos con los americanos y sus mansiones... ¡¡gente de la industria cinematográfica, si queremos ver parados al sol, putas por la calle o muertos de hambre en una plataforma petrolífera... MIRAMOS LA JODIDA TELE!! ¡¡DADME UNA PUTA HISTORIA!!

PD: Me encanta el cine español generalmente, pero nos vamos a pique por cuatro culopiedras gafapastas, habría que pensárselo un poco.

PPD: Volver es una gran película, la Pe está fenomenal (Goya merecido) pero al César lo que es del César, por favor.

PPPD: ¿¿¡¡¡¡JUAN DIEGO MEJOR ACTOR!!!!!?? Sergi López está revolviéndose en su tumba, ¿cómo que no se ha muerto? En cuanto caiga en la cuenta de como le han robado el premio le da un patatús, fijo.

PPPPD: AzulOscuroCasiNegro, se ha llevado los premios revelación, cuanto me alegro.

PPPPPD: ¡¡¡ALBERTO IGLESIAS LLEVA HACIENDO LA MISMA PUTA BANDA SONORA 20 AÑOS!!! ¿Es que nadie se da cuenta?

------------

P....D: Si algún culopiedra me recuerda que Almodóvar sólo tiene dos goyas por dirección le diré que si, que lo sé, y añadiré que no ha entendido una mierda de lo que intento decir.

Disfrutar del cine: El laberinto del Fauno

Disfrutar del cine: El laberinto del Fauno

Una de las peores consecuencias de quedarte sin pareja estable es la falta de cine. Yo adoro el cine, me encanta, es posiblemente el lugar del mundo donde soy más feliz en menos tiempo. Como buen soñador fantasioso que soy, esa sala oscura donde te cuentan una historia se convierte sencillamente en el paraíso por un par de horas. Hace cosa de un año, era rara la semana que no iba al cine, y eso le quita parte del encanto. Acabas viendo las películas por eliminación y no disfrutas tanto.

Ayer, después de más de mes y medio sin pisar una sala, fui con una amiga a ver El laberinto del fauno, combinación excelente ya que dicha persona se parece mucho a mi en lo referente a salas de cine y películas fantasiosas. Y después de mucho tiempo volví a disfrutar del cine.

Pero pasemos a la película. Sencillamente una obra de arte, de las que mientras las ves, disfrutas como un niño pequeño. Un niño pequeño asustado. Pero lo mejor viene después de verla, al menos en mi caso, recuerdas el universo mágico en el que Guillermo del Toro te desliza sutilmente y no puedes evitar sonreír, con nostalgia y con cierto miedo. El único “pero” de la película ni tan siquiera tiene que ver con ella, la horrible, nefasta, atroz promoción que tiene. Los trailers la presentan como un bonito mundo de fantasía en el que Ofelia, la protagonista (encarnada deliciosamente por la prometedora Ivana Baquero, ojo a esta chica que dará de que hablar) se tropieza con seres extraordinarios. Desconozco la calificación por edades pero… no se engañen, la cinta roza el gore en muchas ocasiones, y más allá de la crudeza visual, trata algunos temas de la tan de moda “memoria histórica” que nuestros niños no deberían conocer tan de golpe.

Ofelia se traslada con su madre Carmen (en el último tramo de su embarazo) a vivir con su padrastro, destacado en un pueblo de Asturias (digo Asturias por el acento de los protagonistas, no estoy seguro…). Vidal, el padrastro de Ofelia, es un alto mando del franquismo, encargado de eliminar los restos de maquis protagonistas de guerrillas contra el régimen del dictador. Y bien, Vidal señores… Vidal encarnado por Sergi López, es ESPECTACULAR, una actuación digna de Óscar. Se trata de un mandatario cruel y despiadado, y aquí algunos pueden tachar al señor del Toro de rojo y politizado, pero a mi entender nada más lejos de la realidad. La película no deja de ser  un mundo sátiro, de cuento de hadas para adultos, y en todo cuento de hadas hay buenos y malos. En este caso los buenos son los rojos y los malos los franquistas, y… bueno, estoy de acuerdo con la apreciación. Volviendo al argumento, pronto Ofelia, lectora apasionada, imaginativa e inquieta, será guiada por un hada a un siniestro laberinto donde Fauno (Fauno es un personaje mitológico, es incorrecto decir “un fauno”, pero cada cual con su fantasía, qué carajo…) la someterá a tres pruebas tras revelarle su verdadera identidad: es la princesa de un antiguo reino subterráneo.

 

No pienso romperos el argumento, sencillamente destacar todas las actuaciones de la película, excepto quizá Ariadna Gil (lo siento, esta señora ha sobreactuado siempre y lo sigue haciendo… es una opinión). Excelente una envejecida (dios, que mayor me hago…) Maribel Verdú, correctísimo Álex Angulo y brillante el teatrero Doug Jones (éste lo he buscado por internet) encarnando a Fauno y al siniestro “hombre pálido”. El señor Guillermo del Toro, que nunca me ha convencido a raíz de la lenta El espinazo del diablo y la desaprovechada Hellboy, demuestra un manejo de la cámara espectacular, y como le comentaba ayer a mi amiga: “Hola, soy Guillermo del Toro y si me sale de los cojones meterme en la barriga de la embarazada, a continuación pasar a una rosa marchita y culminar con un hada mutante revoloteando, lo hago por mis pelotas, ¿qué pasa?” Es SU película y hace con ella lo que le da la gana. Quizá se recrea demasiado en escenas violentas, o puede estar justificado a favor del trasfondo de la obra, a cada cual su juicio.

 

Y bueno, efectos especiales brillantísimos, máxime si tenemos en cuenta que se trata de una producción mexicana, vamos, no conozco el presupuesto pero seguro que Godzilla contó con más dinero. Una dirección artística impecable, una fotografía maravillosa, una banda sonora preciosa (a destacar la nana, tema principal de la película). Y por supuesto encontramos motivos para echar unas risas. Fauno parece que de un momento a otro va a decir: “¡no te digo trigo por no llamarte rodrigoooooorl!, estoy muy malito de la artrosis, jorl” El “hombre pálido” (repugnante a más no poder) a veces parece un mimo del Retiro lo cual da un punto gracioso a la vez que siniestro. Y para concluir, el único fallo de la película… ¿qué pinta Federico Luppi? Me imagino la conversación en la elección de casting:

- Oye, que el Luppi quiere actuar en la peli, ¿qué hacemos?

- Pues nada, ¿hay actor para esta escena?

- No, pero… eeeh, ¿acento argentino en esta escena?

- Si coño, que es Luppi, que no estamos hablando de Jorge Sanz.

- Bueno, pero no entiendo eso de darle dos frases… ¿qué ponemos? ¿“Con la colaboración especial de…”?

-¡Qué coño, ponlo en el Staff principal, el cuarto o el quinto! ¡Macho, que es Luppi!

En fin, no tiene mucho sentido pero da igual, no te estropea la maravillosa sensación de cuento de hadas ni el gran drama histórico paralelo. Sencillamente brillante.

Fantasía

Fantasía

Viendo por enésima vez Las dos torres, en un mundo imaginario de orcos, elfos y peleteros que no cambian pieles, si no que se cambian de piel. Con enormes ciudades blancas, combinación de espada y brujería, anillos que pueden dominar el mundo. Horribles enemigos y valerosos héroes. Entre todo ello lo más fantasioso es esta conversación.

- Arwen, tienes la oportunidad de un mundo sin luchas, sin guerra, sin muerte.

- ¿Por qué dices eso?

- Lo nuestro no fue nada, tan sólo un sueño.

Aragorn parte al combate, Arwen se queda en el oeste. Más adelante desobedece a su padre, a su raza y a la razón y parte en busca del legítimo rey de Gondor... dudo que queden muestras de amor tan profundo. "Prefiero una vida de mortal a tu lado que toda la eternidad sin tí" ESO es fantasía... tristemente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Lost in translation

Lost in translation

En ocasiones el amor, tal y como lo conocemos, suele confundirse con la amistad verdadera. Existen amistades imborrables, pero que no duran un suspiro. Creo que todos hemos conocido amigos de esos. Quizá hemos pasado mil horas en compañía de alguien, y a la hora de echar la vista atrás, años adelante, apenas recordamos su mirada. En cambio, podemos decir que dos horas al lado de otra persona han supuesto más de lo que nunca imaginamos.

 

Esto, que quizá sea una perogrullada como otra cualquiera, abarca más de lo que a simple vista parece. De hecho abarca tanto como para ser considerado el guión de una de las consideradas mejores películas de los últimos tiempos (y posiblemente lo sea). El vuelco radical que supone pasar de las interminables diatribas de personajes acerca de la realidad, el futuro, la vida… a sentirlo y decirlo todo con una mirada. La expresividad de Bill Murray y Scarlett Johansson en Lost in translation, no tiene precio. Algunos acusan a la película de abusar de los silencios, de las miradas cómplices… hay críticos empeñados en que un buen guión ha de tener miles de líneas de diálogo. ¿Acaso el silencio bien utilizado no vale más que mil palabras?

   

A lo que iba, ¿quién de los presentes cree que los protagonistas de Lost in translation están enamorados? Yo no. Sinceramente creo que no. Creo que el amor va más allá. Quizá la amistad, la empatía tan impresionante que sienten les lleva a expresar sus sentimientos de un modo que puede confundir. Pero no están enamorados. Se necesitan, se atraen… pero no están enamorados.

 

Hablar de la actuación de Bill Murray creo que es completamente absurdo. Sencillamente vean la película. Dicen algunos que no tiene mérito, “que hace de sí mismo”… bien… salgan a la calle e intenten ser ustedes mismos durante un único día, uno tan siquiera. Es sencillamente espectacular, y creedme si os digo que no soy el mayor fan de Murray.

 

Viendo esta pequeña obra de arte, (en serio, no la esperaba tan buena) comprendes cuando sientes la necesidad de estar con alguien. Que te cojan de la mano, te sonrían cómplices y te digan lo que necesitas oír. Obviamente, si esa persona que necesitas es del sexo opuesto y si además te sientes atraído por ella… la cosa se puede volver difícil. Pero lo defiendo, no es amor.

 

En fin… ved la película y haceros un favor a vosotros mismos… conozco de alguna persona que le vendría bien para diferenciar una cosa de la otra y dejar de fustigarse.

 

…sin acritud…

Sobre ficción, realidad y cartas en llamas

Sobre ficción, realidad y cartas en llamas

Se rumorea, se dice que la Ingrid Bergman de Casablanca era una mujer testaruda, De firmes convicciones, muy metida en su mundo, obstinada y prepotente. También se cuenta que en el fondo era muy dulce. Supongo que a la señorita Bergman le ocurría lo que a todos… la máscara. Al fin y al cabo se trataba de una actriz joven, considerada la más importante del pujante panorama sueco, en la cresta de la ola por así decirlo.

Se cuenta, se sabe que el Humphrey Bogart de Casablanca era un tipo creído, chulo, prepotente e inconformista. Paseaba por los decorados como si fuera el dueño de la película, como si prestara un servicio público por actuar en ella. Posiblemente al señor Bogart no le faltaban motivos para creerse una estrella, de hecho lo era, habiendo participado en películas de la talla de El Halcón Maltés entre aproximadamente otros cuarenta films previos a la obra maestra de Michael Curtiz.

Se comenta que lo único que tenían en común Bogart y Bergman era la consideración de Casablanca como una película del montón, de la que no se sentían orgullosos. La propia Bergman se avino a encarnar a Ilsa tras no encontrar acomodo en ¿Por quién doblan las campanas?Rick e Ilsa destilaban una química especial a ojos de cualquier espectador. Su relación fue, y posiblemente será, una de las más hermosas de la historia. En la última escena, a punto de subir al avión, todos hemos sentido la despedida como si fuera nuestra, con el regusto amargo de París y el irrefrenable rechazo hacia Laszlo por separar a una pareja tan perfecta

Bergman y Bogart no se soportaban…

La sueca no podía con el marcado carácter del americano. Bogart se trataba de la estrella de la película, y como tal lo trataron. La iluminación de Casablanca, estudiada aun en las escuelas de cine debido a su genialidad, consiguió reforzar el atractivo de Bogart y a la vez atenuar la fuerte belleza de Bergman. La actriz rozaba el metro ochenta de estatura, mientras que él apenas alcanzaba el metro sesenta…

Paralelamente al rodaje de Casablanca, una ilusionada Bergman escribió una carta a su director favorito, y puntal de la época, Roselinni, ofreciéndole sus servicios como actriz. Dicha carta se perdió entre el mar de misivas que llegaban diariamente a los estudios del afamado director. El estudio, más tarde estalló en llamas…

aeropuerto, un foco situado estratégicamente, impacta de lleno en la cara de Bergman mientras que Bogart queda sumido en una atractiva semipenumbra. La actriz tiene cuidado al abrazar al americano para no golpearse los tobillos con una plataforma que lo eleva unos 30 centímetros.

En Italia, un abatido Roselinni examina los restos carbonizados de lo que fuera el archivo de su productora, una carta llama su atención, intacta a pesar del fuego que destruyó casi todo.

Rick: Si no subes a ese avión te arrepentirás, quizá no hoy…

… Roselinni abre la carta, una actriz del momento ofrece sus servicios, el excéntrico italiano sonríe.

El avión parte, Rick enciende un cigarro, Bogart suspira para si mismo, por fin acabó aquel horrible rodaje. Ilsa llora en el avión, Bergman vuela feliz hacia Italia.

El resto es historia. Bergman y Roselinni se casan, dando lugar a una de las parejas que más ha dado que hablar en la industria cinematográfica. El quisquilloso mundo de Hollywood no le permitió rodar en EE.UU. hasta que puso fin a la relación con el italiano.¿Cuál de las dos historias es de ficción? ¿Cuál es más romántica?

Supongo que Bergman y Roselinni no contaron con focos estratégicos ni plataformas de treinta centímetros. Muchas veces no nos basta con lo que tenemos delante, no apartamos las cenizas de una carta chamuscada y la leemos. Nos quedamos viendo partir el avión y con estúpida resignación pensamos que siempre nos quedará París.

 

Un círculo perfecto

Un círculo perfecto

Ved Clerks II.

Mejor aún. Ved Clerks y luego ved Clerks II. Es un círculo perfecto. Un principio y un fin, después de ver la segunda no podría entender la primera como una película con su propia conclusión. Es curioso porque la temática me pilla muy de cerca. Creo, sinceramente, que todos los de mi quinta, lo de mi generación, mi grupo. Todos, tenemos un pequeño Kevin Smith en nuestro interior. El constante debate de Clerks, fuera de la impresión que puede ofrecer de película graciosa sin más, se centra en la amistad y en la sociedad.

Kevin Smith no quiere engañar a nadie y no engaña a nadie. Siempre lo ha dicho: "me gustan los diálogos, conozco Jersey: hago películas de diálogos con personajes de Jersey". La Clerks original era, simple y llanamente, unos cuantos amigos hablando de sus cosas. Repito, Kevin Smith no engaña a nadie. Clerks II es, simple y llanamente, unos cuantos amigos hablando de sus cosas, unos amigos que han crecido, que llevan doce años hablando de sus cosas y que se plantean si el rumbo de sus vidas es normal o deberían buscar otras cosas de las que hablar. PUNTO.

Obviamente esta premisa está sazonada con los ingredientes clásicos de las películas de Kevin Smith: chistes guarros, escenas estrambóticas, guiños a sus propias películas, conversaciones frikis (no podía faltar la santa trilogía) y, como no, Jay y Silent Bob. Pero que el atrezzo no nos oculte la parte fundamental de esta película. Amigos hablando de sus cosas.

... es curioso... ¡Qué difícil es hacer una película de amigos hablando de sus cosas y que quede bien!

Ved Clerks II.

Mejor, ved Clerks y luego Clerks II.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Podíamos ser todo o nada...

Podíamos ser todo o nada...

...pero siempre éramos nosotros. (Campanilla)

La historia de Peter... de Peter Bunning, que no Pan. De un hombre que nunca quiso serlo. Incapaz de echar la vista atrás y recordar sus días pasados. Días de un perpetuo verano, o un interminable invierno, según él mismo quisiera.

Muchas veces me he sentido como Peter Bunning. Me gusta retroceder en el tiemplo en el espacio que dura un pestañeo y plantarme en mis nueve años. Miradme, ahí estoy. Ese chaval rechoncho que da vueltas en la cama, quizá soñando con el último juego para su Nintendo o recordando las andanzas de Frodo y el anillo, que su hermano le contó la noche anterior. Ahora se levanta y olfetea el aire. Las diez de la mañana. Sábado. Su hermano se remueve en la cama a su lado, tardará mucho más en despertar. Con cuidado abre la puerta y sale al salón. Desde la cocina le llegan los conocidos aromas a café y pan tostado. Su hermana menor canta a voz en grito una canción de moda. La mayor está en su cuarto, intentando estudiar un examen que tiene para el lunes. Se escucha la voz de su madre llamadlo a desayunar. Allá va el chaval gordito, coge su vaso de colacao, su rebanada de pan tostado untada en mantequilla y se siente frente a la televisión. Primero Punky Brewster, luego Fraggle Rock, más tarde Spiderman y acabando la sesión matinal Power Rangers. Más tarde ese chaval gordito saldrá a la calle con su vecina y jugarán a aventuras inventadas por él, en las que siempre es un héroe nada gordito pero si muy valeroso. Más tarde suplicará a su madre dinero para alquilar un videojuego y esa noche no dormirá intentando acabarlo.

Pero mucho más tarde tendrá 22 años y le costará recordar a que olían las mañanas de sábado en su pequeña casa mata.

Es por ello que me siento como Peter Bunning. "¡Deja de comportarte como un niño!", "...soy un niño...", "¡pues crece!". Quizá algún día yo diga eso. Todos tenemos nuestro peculiar Capitán Garfio, y creo que un duelo a espada acabaría sucumbiendo. O incluso peor, creo que el reloj del cocodrilo me afectaría a mí más que a él... quien sabe.

Aunque claro. Siempre me quedará una película o un libro que me recuerden que el traje gris me queda demasiado ridículo. Y todavía hoy despierto algún fin de semana oliendo a pan tostado y café. Muchas veces la vida no nos cambia, sencillamente somos nosotros los cobardes que no luchamos por seguir creyendo en nuestra fantasía de niñez.

¡¡¡¡BANGARAN!!!!

En el punto de partida

En el punto de partida

Una persona me recomendó la película Memento. "Es de las que te gustan a tí... rayante", y vive dios que lo es. Después de verla (2 veces por cierto) me di cuenta de porque me atraía tanto. Me sentía como el protagonista.

Veréis, existe una enfermedad, supongo que tendrá nombre pero no me preguntéis cual, que afecta al almacén de memoria a corto plazo, impide que "crees" nuevos recuerdos con lo cual, pasado un pequeño período de tiempo te encuentras en el punto de partida. Debe ser frustrante, mucho más si eres consciente de tu enfermedad. Imagnaos diez años amando a una persona con todas vuestras fuerzas, de repente os llega esta enfermedad de la que hablo y esta persona muere. ¿Cómo debes sentirte todos los días obligado a "aprender" de nuevo que ha muerto? Incapaz de recordarlo...

Así me encuentro yo, en el punto de partida. Hace un par de meses que no "genero" nuevos recuerdos. Me despierto cada día obligado a recordar cosas que, mientras dormía, eran pura realidad presente. Despierto entre sonrisas, abro los ojos y a mi lado solo un hueco vacío en la almohada. Voy a la cocina, me enciendo un cigarro, preparo el café y espero alguna llamada perdida al móvil del algún compañero de clase. Luego todo viene a mi cabeza con meridiana claridad... sin compañía en la cama, sin absurdas obligaciones lectivas... al día siguiente vuelta a empezar. El problema es que me niego, no quiero aceptar los nuevos recuerdos y acabo retrocediendo aun más en el tiempo. Por la calle entro en ensoñación, de vuelta del trabajo, imagino no ya tres meses, si no tres años, o incluso cuatro. Llego a casa, dejo trascurrir la tarde impidiendo nuevos recuerdos y duermo con tu nombre besando mi boca.

"Quizá haya hecho esto antes, quizá haya quemado miles de cosas tuyas... no me acuerdo de olvidarte"

--------------------------------------------------------------------------------------

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres