Blogia
... SIN DEJAR DE SONREIR ...

Vuela, vuela, vuela conmigo... (blogoreturn)

...déjalo todo, yo te cuido.

 Llevaba tanto, tantísimo tiempo sin escribir aquí... ¿el motivo? Es sencillo. Creo haber dicho ya en más de una ocasión que soy fiel a esa máxima sabinera: "(Las historias, los escritos...) las canciones de amor (de vida) han de ser tristes, en ese momento tan escaso de la vida que es el amor compartido, no se escribe, SE VIVE" Pues bien. Puedo confesar y confieso, puedo cometer y cometo. Estoy vivo, amo, y recibo.

 Y quien me conozca sabe que el amor para mi es, simple y llanamente, todo. No tengo mi vida laboral encarrilada (¡ni mucho menos!), cada vez tengo menos pelo y mi simpática barriguita cervecera se va convirtiendo poco a poco en un abultado saco de carne que se desparrama por toda la circunferencia de lo que antes era una cintura bastante curiosa...

 Vivo lejos de la blogosfera porque antes de contar mi vida, prefiero vivirla. Pero, ¡ay de mi!, el motivo de mi dicha vive a unos cientos de kilómetros. "Amor de lejos, amor de pendejos" que se dice en México... ni hablar, lo garantizo. Es por ello que prometo actualizar este blog más periodicamente para que las escasas almas caritativas que leen mis incoherencias puedan seguir "disfrutando" de su mártir desmartirizado favorito.

¡Un abrazo hermanos! Volvamos a los bytes...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Sweet -

Qué gusto verte así, qué lujo volver a leerte...
Vuelve a deleitarnos artista!!

chiquita piconera -

Ya era hora Manué. Siempre se echa de menos tener algo bueno que leer. Sabes que me encanta lo que escribes, asi es que espero que el regreso no se quede en este post.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres